Casa en Madrid…. modernidad y escultura unidos.Grupo Mera.

Esta casa en una parcela de Madrid, tenía muchos dificultades por el organigrama que planteaba la propiedad. El equipo de Grupo Mera se puso en ello.

Se plantean dos enormes porches uno de entrada que sirve de cochera, y elemento de acogida. El equipo de arquitectos decidió que el porche de entrada fuera una alargada vuelo con peto inclinado hacia adentro, sin pilares prácticamente ninguno. Esto se consigue gracias al ‘truco’ estructural de utilizar los altos petos como vigas de canto para poder salvar estas enormes distancias.

La estética no puede ser más liviana, encima enfatizada con el pilar inclinado de apoyo, y el manejo de la curva en su encuentro con las pirámides ensambladas (macizo – cristal). El equipo de grupo mera tuvo que esforzarse mucho para encajar todos los encuentros y dificultades que planteaba esta casa.

El módulo central es una pirámide maciza. La propiedad le comunicó a grupo mera que quería un gimnasio también en esta planta primera. EL equipo de técnicos decició al final no ponerlo en esta planta, sino como un elemento anexo, pues una superficie tan grande no encajaba con este diseño finísimo, y ‘estropearía’ todo el trabajo realizado por todo el equipo de grupo mera.

Esta pirámide truncada se divide o se encuentra con otra totalmente acristalada. Para evitar un exceso de soleamiento se utiliza un cristal ahumado, reflectante en toda esta zona piramidal. Al contrario de las cristaleras del resto de la casa, que son transparentes. Este juego de cristales a dos tonos, otras veces utilizado en las casas de grupo mera, pues ayuda a enfatizar la independencia de este elemento piramidal acristalado entroncado con el macizo.

En la parte maciza los huecos de las ventanas son trapeizoidales, con el fin de resaltar todavía más el caracter no ortogonal de la vivienda.

Otro gran porche apoyado en la sala de estar y orientado al Sur y hacia la zona de expansión y piscina. Este último relacionado con le piscina.

Asimismo hay otro tercer poche relacionado con la cocina, que hace de continuación de la entrada.

La vivienda no tiene una sola pared vertical. Estas paredes se resuelven con un prefabricado de knauff especial que va anclado en los forjados. La hoja interior en pladur, también inclinado y anclado igualmente en los forjados.

En resumen esta nueva casa de grupo mera es  un diálogo entre dos sólidos, uno acristalado y otro macizo.

Grupo Mera. Casa moderna en Madrid.

casa impresionante, un juego de curvas, vuelos, porches y pirámides acristaladas. En una composición suave, delicada.

Anuncios